Archivos Mensuales: octubre 2011

Experimento de Milgram 7

Me ha pasado algo muy gordo II

Sigo sin poder hablar del tema, pero ya estoy mejor. Quería tranquilizaros, porque sé que much@s visitantes se quedaron preocupados. Ayer hablé con unas personas y aunque no me satisfizo del todo su propuesta (ya que es totalmente injusto, y lo mantengo, lo que ha sucedido, aunque entiendo que ellos también tienen que creer a la otra parte), es mucho mejor que nada y les agradezco que intentaran ayudarme.

Y yo no sé si por el disgusto o que, que bajan las defensas, pero tengo un trancazo, uf!

Ahora vengo de clase (sí, un viernes por la tarde), nos tenían que explicar unas cosas y cómo se está poniendo mi agenda de apretada. Puente no tengo, sólo montañas de apuntes y libros y eso que aún no es ni noviembre. Pero bueno, miro al futuro con optimismo (debe ser el exceso de drogas para el trancazo que estoy tomando).

Y vosotros qué?? os vais de puente?

Aaah! se me olvidaba comentar! es que de verdad, estoy saturada… que me tienen que operar de momento 2 veces más, supongo que durante este curso 😦

Me ha pasado algo muy gordo

Que me ha dejado KO. No puedo hablar de ello todavía, esto es como un juicio, cuando el abogado te recomienda que no digas nada y así estoy yo. El caso es que me han dado un disgustazo con algo totalmente injusto y me he llevado un buen palo. Estoy mala y todo.

Tengo que esperar para reunirme con unas personas, expresar mi versión y ver que se puede hacer, aunque ya me han dicho que poco. Pero la llamada me ha llegado cuando estaba haciendo un recado y me he quedado, en medio de la calle, sin poder hablar, con los ojos llorosos y suplicando ayuda.

Ya lo sabéis, el mundo está lleno de hijos de puta, pues me he cruzado con una… pero algo os digo, de buenas soy muy buena, y de malas soy mejor. Y si me voy al pozo, no me voy a ir sola.

Cuando pueda hablar de ello, os mantendré informad@s.

Gato ladrador…

… poco mordedor ¿no era así?

Me siento sola

Domingo noche, delante de mi portátil, me descargo y actualizo algunas cosas, me pongo al día con cosas del curro y de clase,… y me siento sola.

Me acostaré sola y me levantaré sola. Por suerte mañana con el ajetreo, el ruido, las prisas,… lo olvidaré un poco, un rato.

Es el otoño, que me mata, lentamente…

Manual de buena praxis

Últimamente no paro. Tengo mi agenda que echa humo y me ajusto a ella, que para eso me la programo yo 😛 Además, será que me estoy haciendo mayor y estoy más centrada en mis cosas e intereses, valoro mucho más el tiempo. Concretando concretando! Y lo mismo con el dinero, voy al céntimo… sí, indudablemente me estoy haciendo mayor 😛

Como ya he dicho alguna vez paso de tíos, no porque no me gusten, al contrario, me encantan! pero está la cosa muy mal. Además, soy una romanticona y se me cae la baba con los romances! Pero estoy cansada de tontunas. Qué buenos los hay, pero están TAN escondiditos, jaja! Me han pasado/contado cosas:

  • Estaba yo currando como vive Dios una tarde-noche esta semana, cuando me llega un mail de un tío de twitter: “cuéntame algo que estoy aburrido esperando el autobús” JA! vamos, que se piensa el pimpollo que soy su esclava o algo o que estoy tan desocupada como él. Me hubiera gustado poder decirle: “hamijo, decir eso está muy feo, tendrías que haber probado con: me estaba acordando de tí ¿cómo estás?” por poner un ejemplo y quedas fenomenal. Pero ya me dijo una vez: “te he agregado al FB porque estoy aburrido” MAL!! porque una cosa es ser sincero y otra cosa soez, ser un bocachancla o tener mal gusto. Hubiera estado genial: “te he agregado el FB porque me pareces una tía muy divertida/interesante y quiero estar en contacto contigo” y quedas como un señor.
  • Otra cosa es lo que me ha contado una amiga, su novio está cansado, pero le da vueltas a la perdiz, le ha dicho frases gloriosas para que ella sea la que corte (él no tiene huevos) como: “tus padres nos quieren separar” (sus padre quieren lo que quieren todos los padres: que estudie, que no pierda el tiempo en tontunas y que no se cree una mala reputación), “no sé porque tienes que estudiar tanto, tu carrera es una mierda y mi tiempo vale más que el tuyo” y otras perlas similares. Hacía mucho que no oía cosas de esas (gracias a Dios) y tampoco el famoso “te dejo porque no quiero hacerte daño” … a cada tío que dijera eso un rayo debería partirle ipso facto xD Me muerdo la lengua con mi amiga, se tiene que dar cuenta ella, pero me gustaría decirle: “anda y que le den por el culo“. Bueno… creo que sí se lo dije, jaja! Es que hay cosas que claman al cielo xD
  • Estaba haciendo las prácticas infernales en un hospital, ya lo sabéis, turnos infinitos que empalmaba con clases infinitas, dolor de cadera, de espalda, de cabeza, ampollas en los pies, estrés, mucho nolotil y paracetamol,… hay hombres que dicen que me adoran, juas! pues ahí estaba yo solita una mañana (me pasó varias mañanas) sentada en el hall del hospital tras el turno de noche, dándome unos minutos para recuperarme un poco, la gente que pasaba me veía y me miraba con pena; y ninguno de esos hombres que dicen que me adoran vino en mi rescate. Y no pido tanto! me hubiera conformado con un brik de zumo y que me llevaran a casa o a clase. Muchos te regalan la Luna con palabras y luego na de na!! Aunque para mi esto no fue una decepción ni nada, hace tiempo que sé como son las cosas.
  • Luego están los tíos padrazos, que te dan ganas de decirles: “corta el rollo y dame la paga“. ¡¡Se atreven a aconsejarte!! viven con sus padres, no tiene curro, ni dinero, ni coche, ni estudios, ni na! y te dan consejos! incluso de donde tienes que ir a hacer la compra semanal!! Algún borderline me ha dicho que soy materialista… que no copón!! que lo que estoy diciendo es como se atreven a aconsejarte a ti que tienes todo eso cuando ellos no tienen nada! Es que lo ves, lo ves, acabas convirtiéndote en una niñera de un tío que no tiene na! Y no digas nada, no digas nada!! Ah! y que no hay nada más antierótico que un tío que hace de padre. Este punto se puede unir con el anterior, en el que mucho bla bla, pero a la hora de hacer, nada de nada!
  • Y el machismo, una lacra! y chicos jovencísimos y muy machistas… inyección letal para todos! 😛

Y antes po zi, confieso que alguna vez intenté convencer a alguno de que esas cosas estaban muy feas, porque las mujeres tenemos ese instinto maternal de ayudar y tal, pero al final sales escaldada, porque es que algunos son muy patanes, quieren seguir siendo patanes y eso hay que respetarlo.

Y algún visitante me podrá decir y con razón “pues hay cada una por ahí” es cierto, pero es que no me lío con tías y seguro que si leyera una entrada como esta pero con cosas de tías me entraría la risa. Es más, por favor, si algún lector escribe una entrada de estas pero de tías que me lo diga por favor!!

Herejía en las aulas

Esto sucedió el curso pasado. La verdad es que había visto Philadelphia unas cuantas veces ya, pero nos hicieron verla de nuevo y fijarnos en los cuidados paliativos (una asignatura que me ha enseñado mucho). Así que unas amigas nos fuímos a verla, ellas no la habían visto, así que cuando llegó esta escena, les dije: “prestad atención es una de las escenas más buenas de la película! incluso del cine!!

Al finalizar, una se gira y me dice: “¿cuándo se acaba esta mierda?”.

Me dio por reír, mejor que llorar, jaja! La verdad es que a veces me siento muy sola en este mundo de locos e insensibles 😛 Necesito un poco más de buen gusto e inspiración!!

Por poco pierdo la vida en 2 ocasiones esta semana!

Qué exagerada soy! pero el caso es que me he encontrado con unas personas en el camino que no molaban nada.

El otro día fui a ponerme la vacuna de la alergia y había 2 puertas de enfermería, una para vacunas gripe y otra para lo demás. De eso que llega un tío, bastante simplón y ridículo, grandote, que no hacía más que quejarse por todo, que porque cuando entraba alguien a la consulta cerraban la puerta, no ricura, la van a dejar abierta para que tú te enteres de todo lo que no te importa.

Ahí estaba yo, con mi vacuna (de la alergia) en las manos, esperando mi turno cuando el grandullón habla conmigo:

  • Nena, ya puedes entrar ahí, que no hay nadie.
  • Ya, pero es que a mi me toca en el otro lado.
  • Pero puedes entrar ahí que no hay nadie.
  • Ya, pero es que a mi me toca en el otro lado.

La cosa se alargó una decena de veces cansinamente y alzándome la voz, hasta que ya no pude más:

  • Pero es que lo que yo me tengo que hacer me toca ahí y no en esa puerta – insistí.
  • ¿Pero qué te va a hacé?
  • ¿Y a ti que te importa lo que me voy a hacer? Te he dicho que no me toca ahí, que me toca en el otro lado y punto – porque me tocaba ponerme la vacuna de la alergia, pero y si me tengo que hacer un exudado vaginal, ¿qué le importa??
  • Oye chata, a mi no me hables así que yo…
  • Te he dicho que no te importa lo que me voy a hacer y que me dejes tranquila – saco mi móvil, e intento desconectar cuando oigo…
  • A ver si te voy a tener que partir la cara niñata.
  • Perdona… ¿qué has dicho?…
  • Nada, que yo no te he hablado mal.

Estuve a un pelo de llamar al seguridad, pero me llamaron para entrar. Y dentro me contaron que es así siempre que va, con todo el mundo… pues que queréis que os diga, que le inyecten algo chungo y que parezca un accidente.

La segunda vez ha sido hoy, estaba en mi coche, acababa de venir del mercao cuando 2 tipos con muy mala pinta se han acercado, caminando por la acera, grandotes, me miraban, mala pinta (ah si, lo he dicho ya!) pero lo que más miedo me ha dado han sido sus chupas de cuero, 34ºC y chupas de cuero! no puedes esperar nada bueno de alguien que suda como un pollo bajo una chupa de cuero.

Por lo demás todo sigue igual, mi astenia otoñil aumenta poco a poco y tengo el sueño de 3 marmotas. El otro día me dijeron que era muy nerviosa, asquerosamente perfeccionista  y que desconfiaba patológicamente de todo el mundo, incluso de mi misma. Nada que no supiera ya 😛 y como es algo que viene de muy lejos, tal vez pueda mejorar un poco, pero intentar solucionarlo del todo, es perder el tiempo.

Y hoy me he despertado con esta canción en la cabeza, no sé, creo que mi inconsciente está intentando decirme algo: ¡un poco de romanticismo por favor!


I would fight for you – I’d lie for you
Walk the wire for you – Ya I’d die for you ❤

Cada vez la cosa pinta más fea hamijos!

He dedicado una hora a ajustar mi agenda y a meter todas las citas y tareas con calzador. Me esperan semanas con 4 días de horarios de 12h de lunes a jueves, viernes mañana y sábado/domingo para estudiar, descansar o lo que pueda! Si no fuera porque ya he vivido esto otros años me echaría a llorar 😛

Pero la cosa pinta muy fea: la cadera me duele a horrores (con estos horarios no sé cuando voy a poder ir al fisio), la crisis económica me está ahogando, las operaciones que me faltan, el otoño,… @____@

Por no tener, no tengo tiempo ni de quejarme, así que me pongo a pencar que mañana tengo que madrugar T_____T

El otoño me sienta fatal

Es una estación que me gusta, llega el frío, los cafés con leche a media tarde, la ropa de abrigo,… pero me afecta al ánimo. Los que me seguís desde hace años lo sabéis. Hoy estoy apática total, además, que ha sido una semana muy dura; debería acicalarme un poco, depilarme, arreglarme el pelo, hacer algo que hiciera sentirme bien, pero se ha apoderado de mi la pereza del sábado sabadete otoñil!

Y tener la cadera tan jodida es una putada, si no me doliera tanto me iría a dar una vuelta!!

Os voy a contar dos cosas que me han pasado esta semana, la primera es sobre “los tíos zalameros” uf! me agotan, jaja! Los tíos zalameros son esos que de la noche a la mañana te aman hasta morir y de la noche a la mañana se olvidan de ti, o peor, te odian sin que les hayas hecho nada! intento mantenerme alejada, me incomoda tanto la primera fase como la segunda. Y yo que sólo quiero estar tranquilita, en mis cosas y ya está 😛 ¿es que no hay tíos normales?? 😛

La semana ha sido muy dura, muchas clases, muchos compromisos y muchas horas echadas en el fisio. Tuve una clase el otro día muy muy difícil, era de farmacología en niños pequeños, o lo que es lo mismo, una gran putada. Para eso tuvimos que desplazarnos con coches privados porque con bus no daba tiempo, hasta un hospital a tomar por culo del campus. La farmacología es como coger un libro de recetas de cocina y ponerte a cocinar, pero claro con ingredientes que conoces pero no sabes con quienes los puedes mezclar, o donde los debes cocinar. Ahí teníamos una bomba de perfusión con un suero de sabe Dios qué, una ampolla de adrenalina 1:1000 y un neonato de 2kg con parada cardiorespiratoria. Cuando tu coges un libro de cocina te explican las cantidades y los ingredientes, no sólo las cantidades, por ejemplo: “1” 1 de por si no dice nada, cambia mucho si es 1 huevo a 1 alcachofa. Pues ahí estamos con un suero de 100 ¿qué? y adrenalina 1:1000 ¿cómo? y un bebé con un jamacuco, ponte a cocinar corriendo!! Nos ponen alrededor de la bomba de perfusión, el tipo nos explica casi con señas lo que nos quería explicar, porque ya digo que no explicaba nada, y una vez teníamos ya cocido el cerebro y habíamos metido los conocimientos con calzador, nos dice: “hala, pues así es como no lo tenéis que hacer, ya os podéis sentar” y no nos explica como se hace bien. Jajaja! no me digáis que no es pa ponerse a mear y no echar gota! el resto de la clase fue en esa línea… y no fue una clase de 1h o 2, fueron 5 horacas seguidas, 5!!! Al final ya nos reíamos.

Al final sentenció con satisfacción: “así es como me hubiera gustado que me lo hubieran explicado a mi“.  Cada día estoy más y más contenta, una formación actual, puntera, salimos hechos unos verdaderos profesionales de pelo en pecho, oh yeah!