Por poco pierdo la vida en 2 ocasiones esta semana!

Qué exagerada soy! pero el caso es que me he encontrado con unas personas en el camino que no molaban nada.

El otro día fui a ponerme la vacuna de la alergia y había 2 puertas de enfermería, una para vacunas gripe y otra para lo demás. De eso que llega un tío, bastante simplón y ridículo, grandote, que no hacía más que quejarse por todo, que porque cuando entraba alguien a la consulta cerraban la puerta, no ricura, la van a dejar abierta para que tú te enteres de todo lo que no te importa.

Ahí estaba yo, con mi vacuna (de la alergia) en las manos, esperando mi turno cuando el grandullón habla conmigo:

  • Nena, ya puedes entrar ahí, que no hay nadie.
  • Ya, pero es que a mi me toca en el otro lado.
  • Pero puedes entrar ahí que no hay nadie.
  • Ya, pero es que a mi me toca en el otro lado.

La cosa se alargó una decena de veces cansinamente y alzándome la voz, hasta que ya no pude más:

  • Pero es que lo que yo me tengo que hacer me toca ahí y no en esa puerta – insistí.
  • ¿Pero qué te va a hacé?
  • ¿Y a ti que te importa lo que me voy a hacer? Te he dicho que no me toca ahí, que me toca en el otro lado y punto – porque me tocaba ponerme la vacuna de la alergia, pero y si me tengo que hacer un exudado vaginal, ¿qué le importa??
  • Oye chata, a mi no me hables así que yo…
  • Te he dicho que no te importa lo que me voy a hacer y que me dejes tranquila – saco mi móvil, e intento desconectar cuando oigo…
  • A ver si te voy a tener que partir la cara niñata.
  • Perdona… ¿qué has dicho?…
  • Nada, que yo no te he hablado mal.

Estuve a un pelo de llamar al seguridad, pero me llamaron para entrar. Y dentro me contaron que es así siempre que va, con todo el mundo… pues que queréis que os diga, que le inyecten algo chungo y que parezca un accidente.

La segunda vez ha sido hoy, estaba en mi coche, acababa de venir del mercao cuando 2 tipos con muy mala pinta se han acercado, caminando por la acera, grandotes, me miraban, mala pinta (ah si, lo he dicho ya!) pero lo que más miedo me ha dado han sido sus chupas de cuero, 34ºC y chupas de cuero! no puedes esperar nada bueno de alguien que suda como un pollo bajo una chupa de cuero.

Por lo demás todo sigue igual, mi astenia otoñil aumenta poco a poco y tengo el sueño de 3 marmotas. El otro día me dijeron que era muy nerviosa, asquerosamente perfeccionista  y que desconfiaba patológicamente de todo el mundo, incluso de mi misma. Nada que no supiera ya 😛 y como es algo que viene de muy lejos, tal vez pueda mejorar un poco, pero intentar solucionarlo del todo, es perder el tiempo.

Y hoy me he despertado con esta canción en la cabeza, no sé, creo que mi inconsciente está intentando decirme algo: ¡un poco de romanticismo por favor!


I would fight for you – I’d lie for you
Walk the wire for you – Ya I’d die for you ❤

Acerca de Admin

http://minahstahl.wordpress.com http://minah.me

Publicado el 13 octubre, 2011 en blog. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. La verdad es que acojona un rato, y lo de los tíos de la chupa de cuero no es muy lógico que digamos :S
    Por cierto: esa es mi canción favorita de Bryan Adams ^o^

    Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: